Pingdom Check
HalifaxVistas del puerto y cervecerías artesanales

Vuelos a Halifax con aroma a Islandia

Una rica historia marítima, una costa impresionante y mariscos frescos: ¿qué más se puede pedir? ¿Qué tal música en vivo, festivales, faros y un crisol de culturas de buena fe? La capital de Nueva Escocia es un destino bastante sorprendente.

Icelandair ofrece frecuentes vuelos baratos a Halifax desde Europa y el Reino Unido para paseos marítimos junto al mar, cervezas artesanales y un fascinante enlace con el Titanic.

Antes de probar el salado aire atlántico y el abundante marisco de las provincias marítimas de Canadá, ¿te apetece comparar el clima y el pescado fresco de Reikiavik? Cuando reserve vuelos a Halifax con Icelandair, tiene la oportunidad de agregar una escala en Islandia sin costo adicional.

Halifax

Canadá
Población: 403 131 (2016)Zona: 5,490 km²Transporte: Hay más de 300 autobuses y autobuses accesibles para discapacitados (Access-A-Buses) con más de 60 rutas y cuatro ferris de pasajeros que realizan dos rutas en el puerto de Halifax.Moneda: Candian DollarBarrios de moda: Downtown Halifax - Dartmouth Centre - South End

Historias marítimas y una historia abundante

La destacable ciudadela de Halifax es una fortaleza del siglo XIX con forma de estrella que merece la pena descubrir. Desde ella, se puede vigilar el gran puerto natural y el centro de la ciudad. En Pier 21, en el paseo marítimo, puede dedicar algo de tiempo a visitar el fantástico Museo Canadiense de la Inmigración, en honor al más de un millón de inmigrantes que llegaron al país para empezar una nueva vida.

Otro museo famoso, el Museo Marítimo del Atlántico, explora alguna de las tragedias relacionadas con la ciudad, incluido el hundimiento del Titanic en 1912. Los barcos de Halifax participaron en los rescates de esta tragedia y un gran número víctimas fueron enterradas en la ciudad. Vuelva al agua para conocer más la ciudad: los recorridos en barco son una gran opción, pero puede simplemente tomar un ferri de 10 minutos para dirigirse a Dartmouth y disfrutar de unas vistas inmejorables.

Mercados de gran envergadura y aperitivos locales

El aperitivo oficial de la ciudad es el «donair», que es un bocadillo de pan de pita con carne cortada (similar a un kebab o «gyro») que recomendamos comer por la noche después de unas copas. Busque un restaurante de la cadena a la que van los lugareños: King of Donair. El sabor local más característico se encuentra en el Halifax Seaport Farmers Market, que existe desde el 1750 y que es el más antiguo de Norteamérica.

El marisco está siempre presente en esta ciudad marítima: una buena apuesta son el «fish and chips», la sopa de pescado y la langosta. El centro y el extremo norte cuentan con la mayor variedad de opciones gastronómicas. El extremo norte en particular dispone de lugares geniales, además de cafeterías y cervecerías artesanales modernas. En la zona del centro, hay una gran variedad de depósitos antiguos en el paseo marítimo que se conocen como «Propiedades históricas» y ofrecen algunas opciones de lo más sabrosas.

Lejos de la ciudad

La excursión de un día desde Halifax preferida por la mayoría es Peggy’s Cove, uno de los pueblos pesqueros más visitados (y fotografiados) de Canadá, y es fácil saber el porqué. Su faro rojo y blanco se erige sobre rocas y las pequeñas cuevas están llenas de barcos. Las vistas son simplemente idílicas. Peggy's Cove se encuentra a 45 km de Halifax.

Un poco más lejos (a 100 km) se encuentra el fascinante pueblo Lunenburg, un lugar considerado Patrimonio Universal y reconocido por su bien conservada herencia marítima. Se fundó en el 1753 y dar un paseo por sus calles estrechas y observar su arquitectura de madera pintada y brillante es como retroceder en el tiempo. La experiencia es aún mejor si se acompaña de un paseo escénico en barco en una goleta histórica. No se olvide de visitar el excelente museo del pueblo y la famosa microdestilería antes de irse.