Pingdom Check
AnchorageUn patio de recreo al aire libre

Vuelos a Anchorage con aroma a Islandia

Alaska es grande y remota, y un imán para los amantes de la belleza natural, la aventura al aire libre y los encuentros con la vida silvestre.

Icelandair ofrece vuelos regulares regulares a Anchorage desde el Reino Unido y Europa para la pesca, observación de osos y parques nacionales épicos preparados para la exploración. Antes de descubrir la gran vida al aire libre de Estados Unidos, ¿qué tal el sabor de la gran naturaleza nórdica? Islandia comparte latitudes similares al norte y sorprendentes gemas naturales. Claro, Alaska tiene osos y alces, pero tenemos frailecillos y algunos caballos súper bonitos.

Cuando reserve vuelos a Anchorage con Icelandair, tiene la oportunidad de agregar una escala en Islandia sin costo adicional.

Anchorage

Estados Unidos
Población: 301 010 (2014)Zona: 5,099 km²Transporte: El sistema de autobuses People Mover es fácil de usar y puede ser una buena opción si se aloja en la ciudad y se desplaza por una ruta de autobús.Moneda: Dólar estadounidenseBarrios de moda: La naturaleza es tu barrio

El atractivo de lo urbano y lo rural

El 40 % de los habitantes de Alaska viven en la zona de Anchorage, por lo que podrá adentrarse en la naturaleza teniendo en todo momento civilización cerca. Hay centros comerciales, museos y lugares interesantes para comer y beber.

Pruebe su preciada red de sendas ciclistas, siendo la ruta costera Tony Knowles, de 18 km de longitud, el mejor ejemplo de ellas. Además, hay un parque natural justo al lado: las montañas del parque estatal Chugach son el lugar de recreo para muchos excursionistas locales.

En la ciudad, el museo de Anchorage es la presentación más elegante de Alaska, donde se exhibe la historia, la etnografía y el arte del estado. Sus colecciones sobre los nativos de Alaska son idóneas para sumergirse en la cultura de la región. Alaska Native Heritage Center es otro lugar fabuloso para conocer más acerca de los nativos, mediante la recreación de poblaciones indígenas, los cuentacuentos, el baile y la artesanía.

El mejor producto fresco

Pruebe el verdadero sabor de Alaska por medio de sus productos del mar, capturados en unas de las aguas más prístinas del mundo; encontrará halibut y salmón por todos lados, pero también el famoso cangrejo real, mejillones, langostinos y ostras. Hay también carne de caza; échele valor y pruebe los bistecs de caribú o los perritos calientes de carne de reno.

Puede que le sorprenda la diversidad étnica de los habitantes de Anchorage, algo que se ve reflejado en su variada oferta de cocinas internacionales. Tiene la posibilidad de saborear recetas polinesias, vietnamitas e incluso tibetanas.

Puede que la ciudad sea pequeña y remota, pero no hay forma de escapar de las modas culinarias de los otros 48 estados continentales: gastronetas que ofrecen opciones divertidas, además de la sabrosísima cerveza artesanal de Alaska (seguramente tenga que ver con las aguas cristalinas).

Lejos de la ciudad

Viajar a Anchorage ofrece una gran oportunidad de vivir una experiencia de belleza natural increíble en el suroeste de Alaska y conocer de cerca la exclusiva fauna de la costa del Pacífico.

La ciudad se encuentra situada cerca de cinco parques nacionales, repletos de fastuosos glaciares y cimas afiladas, entre otros atractivos. La mayor de las atracciones: el parque nacional y reserva Denali, donde se encuentra el pico más alto de Norteamérica. El monte Denali (conocido anteriormente como Monte McKinley) se eleva hasta unos imponentes 6190 m.

Una de las mejores excursiones es el recorrido Denali Star con Alaska Railroad. Estará con la cara pegada a la ventana durante las 12 horas que dura este espectacular viaje hacia el norte, desde Anchorage a Fairbanks. El tren para de camino en el parque nacional Denali.