Pingdom Check

Vuelos a Düsseldorf con aroma a Islandia

Düsseldorf, situada en un país que tiene muchas ciudades con buena calidad de vida, se escapa del turismo y sabe combinar los negocios y el placer. Es una ciudad próspera, creativa y vanguardista, y siempre está dispuesta a pasarlo bien. En ella se fomenta el arte y se rinde homenaje a la cerveza, y cuenta con un paseo a orillas del río que es de los más bonitos que existen.

Icelandair ofrece vuelos regulares baratos a Düsseldorf desde Norteamérica para que pueda recorrer la región de Renania, disfrutar de los bailes de carnaval e ir de compras a lo grande. Antes de contemplar la arquitectura vanguardista de MedienHafen (el puerto de los medios de Düsseldorf), ¿le gustaría explorar el puerto viejo de Reikiavik, con todos sus barcos para el avistamiento de ballenas y sus marisquerías? Al reservar sus billetes para Düsseldorf con Icelandair, puede añadir una parada en Islandia sin ningún coste adicional.

El vuelo inaugural de Icelandair tendrá lugar el 25 de octubre de 2018.

Düsseldorf

Alemania
Población: 611 000Zona: 217 km²Transporte: El centro histórico está muy concentrado y es muy fácil de recorrer a pie. Es una buena ciudad para ir en bicicleta. Puede explorarla en U-Bahn (metro), tranvía y autobús, todos ellos operados por Rheinbahn. Hay trenes regulares que recorren los 40 km (25 millas) que hay entre Düsseldorf y Colonia.Moneda: EuroBarrios de moda: Stadtmitte, The Hafen, Bilk, Flingern, Dusseltal, Oberkassel

El precioso Rin

Düsseldorf y su ciudad vecina, Colonia, compiten por llamar su atención. Ambas tienen grandes puntos a favor, así que visite las dos y decida cuál es la ganadora, pero intente no alimentar más la rivalidad en la zona del Rin, ¿de acuerdo? Digamos que Colonia gana puntos gracias a su famosa catedral y su universidad, y Düsseldorf lo hace gracias al arte, la moda, los festivales y los locales, conocidos por su buen ambiente.

En lo que concierne a las visitas que valen la pena, gana puntos extra por su arquitectura, que va de lo histórico a lo más futurístico, como es el caso del MedienHafen, donde las fachadas curvadas de los edificios Gehry capturan la imaginación de quien los contempla. El distrito del centro de la ciudad, Kö-Bogen, también atrae todas las miradas. De forma similar, los lugares artísticos abarcan varias épocas e intereses: las galerías de arte contemporáneo compiten por atraer la atención con sus consolidadas colecciones, e incluso las estaciones de metro entran en juego. Eche un vistazo a la línea Wehrhahn del U-Bahn, en la que seis nuevas estaciones fusionan el arte y la arquitectura con mucha creatividad.

Divinos sabores y cervezas ancestrales

Düsseldorf puede sorprender su paladar con comida de todo tipo: desde creaciones ganadoras de estrellas Michelin hasta platos de ramen dignos de sus elogios, pasando por tradicionales banquetes de carne (un dato curioso: una de las comunidades japonesas más grandes de Europa vive en esta ciudad). Pruebe especialidades locales como las Reibekuchen (tortitas de patata) o los mejillones del delta del Rin. Si la Blutwurst (la morcilla local) es un reto demasiado grande, le recomendamos que la pruebe con el plato de nombre poético "Himmel und Erde", que se traduce como "El cielo y la tierra". Es un combinado de puré de patatas y manzanas con cebolla frita y la morcilla local. Si le apetece comida sana y fresca, vaya al mercado de Carlsplatz, donde encontrará todo tipo de sabores.

Puede saciar su sed en guaridas hípsteres o cervecerías de la vieja escuela. Pero la típica visita por Düsseldorf debe incluir una "Altbier" bien fría en Altstadt (el casco antiguo). Es una pequeña zona hedonista cuyas estrechas calles albergan unos 300 bares, pubs y cervecerías. La Altbier es un tipo de cerveza de alta fermentación que se remonta a cientos de años. En un país en el que se venera la cerveza, es un hecho a tener muy en cuenta.

Terapia de compras por el Kö

Si hay algo por lo que esta próspera ciudad se conoce en Alemania, es por el bulevar Königsallee, probablemente la calle de tiendas más chic del país. La gente lo llama "Kö" de forma afectiva. Es un frondoso paseo junto al canal por el que desfilan tiendas de marcas lujosas y de grandes diseñadores. Como se puede imaginar, observar el ir y venir de la gente en este lugar es todo un lujo, con los coches de alta gama recorriendo toda la calle.

También puede encontrar fácilmente otros distritos que no le dejen con los bolsillos vacíos y lugares en los que queda claro que Düsseldorf es la capital de la moda. Schadowstrasse es una calle que comunica con el Kö y está repleta de tiendas y centros comerciales para las personas que quieren ir a la moda. El barrio hípster de Bilk y el aburguesado barrio de Flingern, en cambio, están llenos de modernas cafeterías, tiendas de productos selectos, galerías y arte urbano.