Vuelos a Innsbruck en Austria | Icelandair
Pingdom Check

Reserve su vuelo a Innsbruck con Icelandair

Innsbruck es la Austria de los libros de cuentos: una fotogénica ciudad junto un río con edificios de colores pastel y calles empedradas, llena de historia y encanto. El patrimonio es uno de sus mayores atractivos, pero es muy probable que, para la mayoría de los visitantes, este quede eclipsado por su ubicación alpina y todo lo que ello conlleva.

Innsbruck ocupa un lugar privilegiado en un valle rodeado de altas montañas cubiertas de nieve. Es uno de los principales centros para la práctica de actividades alpinas de invierno y atrae a aficionados del esquí y el snowboarding de todo el mundo. Sus pistas son tan excelentes que la localidad ha sido sede de los juegos olímpicos de invierno en dos ocasiones, en 1964 y en 1976.

No deje de visitarla para disfrutar de un espectacular paisaje totalmente rodeado de montañas, unas vivificantes jornadas de esquí, un après-ski único, la mejor cocina austriaca y la posibilidad de explorar una ciudad llena de sorpresas.

Icelandair vuela a Innsbruck del 27 de enero al 2 de marzo de 2024.

Innsbruck

Austria
Población: 132,400 (2018)Zona: 104,91km²Moneda: Euro

El Innsbruck histórico

Aunque arda en deseos de ver las montañas, el encanto del Innsbruck histórico también merece que se le dedique algún tiempo. No hay mejor manera de orientarse que subir a la Torre de la Ciudad, cuyos 133 escalones conducen a un mirador desde donde contemplar el callejero medieval de la ciudad y que ofrece unas impresionantes vistas de las montañas.

El monumento más distintivo de Innsbruck es el brillante Tejado Dorado (Goldenes Dach en alemán). Se concluyó en 1500 y el motivo de su construcción fue la conmemoración de la boda del emperador de Sacro Imperio Romano Maximiliano I. Su nombre se debe a la decoración del tejado del edificio, realizado con 2657 tejas de cobre doradas.

El grandioso palacio de Ambras es otra de sus principales atracciones, un castillo del siglo XVI construido en la ladera de una colina y rebosante de arte, armas antiguas y todo tipo de curiosidades. Complete el conjunto de edificios reales de la ciudad admirando el impresionante Hofburg, o Palacio Imperial, que alberga una serie de museos temáticos dedicados al imperio de losHabsburgo. Laprofusamente decoradaHofkirche (o iglesia de la corte) y los jardines reales también merecen una visita.

Esquiar en y cerca de Innsbruck

Innsbruck está rodeado por instalaciones para el esquí de primera clase, con 13 estaciones de diferente tamaño, terreno y altura. Todas cuentan con excelentes remontes, pistas e instalaciones. Las pistas suelen estar bien cubiertas de noviembre a mediados de abril.

Gracias a esta abundancia de estaciones podrá disfrutar de una gran variedad durante sus vacaciones de invierno, desde tranquilas aventuras en la nieve a toda la diversión que ofrece el deslizarse libremente a toda velocidad. Se puede practicar el esquí y el snowboarding a todos los niveles en el Norkette o las pistas olímpicas del Patscherkofel y el Axamer Lizum, divertirse esquiando en familia en el Muttereralm o el Rangger Köpfl en Oberperfuss, o esquiar a gran altura (en todos los sentidos) en la estación de Kühtai. También le espera una incomparable diversión en el Stubai Glacier, la mayor estación de esquí en glaciar de Austria, con 65 km de pistas variadas.

Comer en Innsbruck

No sorprende que la comida tradicional tirolesa sea abundante y capaz de proporcionar la energía que exigen las actividades alpinas. El aire puro de las montañas, los verdes pastos y el agua pura de manantial ayudan a obtener los mejores productos, incluyendo las carnes y los quesos más deliciosos. No se pierda el , la versión local de un plato de que incluye carnes y salchichas curadas, queso de las montañas y pan.

Los aficionados a la comida pueden disfrutar de alimentos recién recolectados en rústicas cabañas de montaña, tabernas rurales tradicionales y galardonados restaurantes de alto nivel. ¿Se ha quedado con hambre? Apúntese a un tour gastronómico por Innsbruck. ¡Incluso hay uno dedicado a los dulces!

Los dumplings de bacon o queso son una especialidad tirolesa que se toman tanto en sopas como acompañados de col agria y ensalada. Ningún viaje por el Tirol está completo si no se saborea un , un bollo de masa frita que se sirve tradicionalmente con col agria o, en su versión dulce, con mermelada y azúcar glass.

Otros destinos

Reserve su vuelo a Innsbruck

¡Estaremos encantados de tenerle a bordo!