Pingdom Check

Vuelos a Milán con aroma a Islandia

Arte que se detiene, una pasión por la moda, comida deliciosa y una fuente de poder del fútbol: Milán cumple todos los requisitos y te ofrece brillantes extras también. ¿Qué hay de las catedrales y los castillos, la observación perfecta de la gente y un impresionante distrito de los lagos en la puerta? Bellissima .

Icelandair ofrece vuelos baratos regulares a Milán desde América del Norte para Da Vinci, delicioso risotto y la última terapia de compras (¡empaca tu tarjeta de crédito!).

Antes de sumergirte en las arcadas y la arquitectura de la capital de la moda en Europa, ¿qué tal explorar una pequeña pero nórdica capital nórdica? Cuando reserve vuelos a Milán con Icelandair, tiene la oportunidad de agregar una escala en Islandia sin costo adicional.

Milán

Italia
Población: 1 307 495Zona: 181.8 km²Transporte: La empresa de transporte público de Milán (ATM) conecta la ciudad con cuatro líneas de metro (hay una quinta en construcción), además de tranvías, autobuses, trolebuses y el tren metropolitano.Moneda: Euro €Barrios de moda: Centro Storico - Brera - Navigli - Porta Romana

Homenaje al arte y a la arquitectura

Deberá reservar con antelación si quiere echarle un vistazo a las obras de arte más representativas de Milán, pero el esfuerzo merece la pena. El mural de la Última Cena de Leonardo da Vinci data de finales del siglo XV y es un privilegio poder admirarlo de cerca.

Hay más tesoros artísticos que descubrir en la galería de la Pinacoteca di Brera, y el arte contemporáneo atrae a muchos aficionados culturales a la ciudad.

El Duomo, la gran catedral de Milán, es otra parada obligada; es enorme, está hecha de mármol y alberga asombrosas vidrieras. Su tejado es otro de los elementos destacados, con impresionantes estatuas y capiteles, además de sus inspiradoras vistas.

Por la noche, puede visitar otro tipo de templo. El Teatro alla Scala es uno de los mejores teatros del mundo y su decorado interior deslumbra por su estilo, igual que ocurre con sus usuarios (deberá vestirse para la ocasión).

Buon Appetito!

Es de sobra conocido que la comida es una de las características principales de los viajes a Italia, pero Milán lo lleva a otro nivel con platos exquisitos como el dorado risotto alla milanese (hecho con mantequilla y con el toque de color que le da el azafrán) o la cotoletta alla milanese (costilla de ternera empanada y cocinada con mantequilla).

Por sus callejuelas encontrará pequeñas «trattorias», cafeterías y vinotecas con encanto, además de una gran variedad de maravillas con estrellas Michelin. Los barrios ideales para visitar a la hora de comer son Porto Garibaldi, Brera y Navigli. Porto Romana es el nuevo refugio de los hípsteres.

Si necesita saciar su apetito, no se olvide de visitar Peck, una venerada tienda gastronómica que ha estado haciendo las delicias de los milaneses desde el 1883. Y asegúrese de disfrutar de la preciada costumbre autóctona: el aperitivo, una bebida previa a la comida que se toma de forma pausada y se acompaña con sabrosas tapas. Es como la hora feliz italiana, pero con estilo.

Pasión por la moda

A los que sientan debilidad por la moda quizá les tiente hacerse con una maleta vacía y llenarla de ropa. Adelante. Milán está considerada desde hace tiempo como una de las capitales mundiales de la moda, y grandes marcas italianas como Prada, Armani, Versace o Valentino tienen su sede en la ciudad.

Admirará sin duda a los milaneses y el estilo del que hacen gala. Si quiere ser uno de ellos, puede comenzar por la zona de compras conocida como el «Quadrilatero d'Oro» (el «cuadrilátero de oro»), justo al norte del Duomo.

Y aunque usted no visite Milán con el objetivo de hacer compras hasta caer rendido, debería hacer una parada en la Galería Vittorio Emanuele II. Es una galería comercial del 1860 que rebosa elegancia arquitectónica.

Si necesita un respiro después de tanta compra, vaya a los emporios gastronómicos donde podrá disfrutar de suculentas recetas, o descubra barrios como Brera o Navigli.