La Navidad en Islandia: cómo se vive esta fiesta en el norte | Icelandair
Pingdom Check
12/14/2022 | 11:00 AM

La Navidad en Islandia: cómo se vive esta fiesta en el norte

¿Cómo se celebra la Navidad justo en el límite con el Ártico y en una época del año en la que solo hay cinco horas de luz diurna? Buena pregunta. La respuesta más obvia es iluminando tu casa y disfrutando del espíritu acogedor de estas fechas. 

Los islandeses les dan mucha importancia a las luces de navidad y decoran profusamente sus hogares y jardines a principios de diciembre. Este espectáculo multicolor dura hasta bien entrado el nuevo año y levanta el ánimo de la gente durante los meses más oscuros del invierno.

Sin embargo, una navidad islandesa es mucho más que esto. Son las luces, la música, el folclore y las tradiciones de la Navidad en Islandia la que la hacen algo único. 

ICE_88154_Livingroom.jpg

Tradiciones navideñas en Islandia

A los viajeros americanos y europeos les resultarán familiares muchas de las tradiciones navideñas islandesas, como los árboles de navidad que decoran las salas de estar, las grandes reuniones familiares o los villancicos que se cantan en estas fiestas.  

Aún así, hay algunos aspectos de la Navidad en Islandia que la hacen diferente y le confieren un encanto y un estilo únicos. 

Luces de navidad

En un principio, el único elemento decorativo al alcance de la mayoría de los islandeses eran las velas. Las velas de sebo —hechas con grasa de buey o cordero— eran especialmente típicas en Navidad.  

Estas luces normalmente se reservaban para ocasiones especiales y evocaban un espíritu festivo entre los islandeses, además de hacer el crudo invierno un poquito más soportable.  

A principios del siglo XIX, muchos niños recibían una vela como regalo de Navidad y se cree que este puede ser el motivo por el cual Kertasníkir (Robavelas), uno de los trece duendes de la Navidad, visita los pueblos y ciudades el 24 de diciembre. 

Downtown Reykjavik, in Austurvollur park square, lit up with festive cheer and families gathering around a large lit up Christmas tree El árbol de navidad de Oslo enAusturvöllur, Reikiavik. Crédito de la imagen: Visit Reykjavík/Ragnar Th.

Dedicatorias en la radio

Antiguamente, cuando se enviaba un mensaje a otra persona en Islandia, este podía tardar bastante el llegar a su destino. El viaje era largo y arduo, ya que tenía que atravesar el país por carreteras sin pavimentar.  

Gracias a la implantación del servicio de radio nacional (RUV) en 1930, los islandeses pudieron disfrutar de un medio de comunicación común. En poco tiempo, el envío de felicitaciones de Navidad a través de la emisora se convirtió en un fenómeno muy popular. 

Aunque al principio se dirigían a familiares que estaban lejos de casa, el enviar y recibir felicitaciones de Navidad por la radio no tardó en convertirse en una tradición cultural.

Actualmente, casi toda la programación del 23 de diciembre consiste en la lectura de felicitaciones de Navidad y los Islandeses sintonizan esta emisora para escucharlas.  

Web_image-ICE-86821-IS-Jolamynd-2560x1440.jpg

Música navideña islandesa

Si escuchamos la radio en Islandia durante estas fiestas, nos daremos cuenta de que, desde principios de noviembre, lo único que se oye es música de Navidad.  

Obviamente, los islandeses tienen su propio canon de música navideña, que va desde los villancicos tradicionales que se han transmitido de generación en generación a canciones pop italianas, británicas y estadounidenses adaptadas o traducidas al islandés. 

Canciones tradicionales

Las melodías tradicionales no tienen fronteras, y es por esto por lo que muchos de los villancicos que cantan los niños y los padres en Navidad en Islandia son simplemente versiones locales de los mismos que se cantan en Europa y otros lugares.

A veces, las letras que acabaron fijándose por escrito después de siglos de transmisión oral parecen el resultado del juego del teléfono roto. 

La letra del villancico tradicional «Jólasveinar ganga um gólf» puede traducirse más o menos así: 

«Los duendes de la navidad corretean por el suelo
Con un palo dorado en la mano
Su madre barre el suelo
Y los azota con un hierro.»

La interpretación de estos versos puede puede estar sujeta a miles de interpretaciones, pero su naturaleza y su evolución libres es lo que le dan el encanto a este villancico. 

Música navideña islandesa moderna

En las últimas décadas, los músicos islandeses se han aficionado a adaptar canciones extranjeras y presentarlas como música navideña, incluso cuando la canción original no tiene nada que ver con estas fiestas.  

Estos temas se toman a menudo de la escena musical italiana y se adaptan al gusto islandés.  

Puede escuchar algunos ejemplos de música navideña islandesa en Spotify y ver si reconoce alguna de las melodías. 

Tradiciones culinarias navideñas de Islandia

Los islandeses disfrutan de toda una variedad de comidas y bebidas tradicionales en las semanas previas a la Navidad.  

Las familias a menudo hacen diferentes tipos de galletas y las consumen junto con la bebida navideña nacional favorita: . Se trata de una mezcla de , una bebida dulce de malta producida localmente, y , un refresco de naranja.  

Los islandeses disfrutan de estas dulces delicias durante toda la temporada y las comparten con familiares y amigos en el calor de sus hogares. 

Muchos también celebran otros tipos de reuniones más específicas. Las principales son la elaboración del islandés y la degustación de la raya en Þorláksmessa. 

AdobeStock_237422275.jpg

Þorláksmessa

El 23 de diciembre, que recibe el nombre de Þorláksmessa, muchos islandeses se reúnen para comer raya fermentada en honor a san Thorlaco, un santo del siglo XII que murió en esta fecha en 1193 y fue posteriormente canonizado.  

Aunque pueda parecer una celebración bastante inusual, el 23 de diciembre se consideraba el último día de Adviento en Islandia y el final de un periodo de abstinencia. Tradicionalmente, no se comía carne antes del comienzo de la Navidad.  

Participar en el Þorláksmessa no es para los más delicados. Este plato de pescado tradicional tiene un olor penetrante que impregna tanto el lugar en  el que se cocina como el pelo y la ropa de los comensales. Se dice que comer este fétido pescado hace que la cena de Navidad resulte más agradable. A pesar de su mal olor, es una tradición que se resiste a morir. 

Laufabrauð

Otra tradición típica islandesa es la elaboración y degustación del un pan plano fino y crujiente cuyo nombre significa «pan de hoja», en referencia a la apariencia del mismo.  

Las familias se reúnen durante el Adviento para dedicar horas a aplicar hermosos patrones decorativos a sus y esta actividad se ha convertido en un verdadero evento familiar. De hecho, el es ahora un elemento esencial de la cena de Navidad de muchos islandeses.  

Los visitantes pueden encontrarlos en las panaderías y supermercados, pero quienes quieran probar suerte haciendo su propio , deben recordar hacer pequeños agujeros por toda la superficie antes de freírlo. De lo contrario, la masa puede hincharse y deformarse, arruinando el aspecto del pan. 

laufabraud_Höddi-remix.jpg

Tradiciones de Nochebuena en Islandia

Las tradiciones del 24 de diciembre, el día más importante de la Navidad en Islandia, suelen seguirse a rajatabla.   

Se trata de un evento relajado y de carácter privado en el que los islandeses se reúnen con sus familiares. Muchas veces, la agenda es bastante rígida y hay poco espacio para festejar libremente, improvisar o incluso hacer cambios en el menú. 

Muchas familias decoran su sala de estar con un árbol de Navidad y, si hay niños en la casa, la tradición es bailar a su alrededor cogidos de las manos, cantando villancicos clásicos y moviéndose al son de estos. 

La radio nacional anuncia el inicio oficial de la Navidad cuando el reloj da las seis de la tarde del 24 de diciembre, momento en cual todo el mundo desea una feliz Navidad a sus seres queridos (o, como se dice en islandés «Gleðlieg jól»).  

Toda la familia se sienta entonces para disfrutar de una cena de Navidad en la que el plato principal es normalmente una carne, especialmente el cerdo o la perdiz. Sin embargo, en los últimos años, cada vez hay más personas que optan por una opción vegana. Para muchos, las patatas asadas en azúcar son también un ingrediente esencial de la cena de Navidad. 

Una vez terminada esta, la familia abre los regalos amontonados bajo el árbol de Navidad y se leen en voz alta las felicitaciones de los familiares y amigos. Los libros son uno de los regalos más populares y es muy común regalar libros en Navidad como parte de la tradición del Jólabókaflóð.

AdobeStock_306240335.jpg

Reikiavik en Navidad

Una de las cosas más apreciadas por quienes visitan Islandia en estas fechas son las luces. Desde las decoraciones navideñas que adornan el Tjörnin, el lago que se encuentra en el corazón de Reikiavik, al enorme gato de la Navidad ubicado en la confluencia de Austurstræti y Lækjargata, en el centro de Reikiavik, no faltan oportunidades para disfrutar de las luces de Navidad en Islandia. 

Si avanzamos por Austurstræti, nos encontraremos con una pista de patinaje sobre hielo temporal y un mercado navideño en la plaza de Ingólfstorg. Aunque de un tamaño más modesto que el de los clásicos mercados navideños alemanes, el bullicio de la plaza le da a Reikiavik un aire festivo. 

Con las calles cubiertas de nieve y unos acogedores cafés que invitan a entrar, visitar Reikiavik en Navidad es una experiencia verdaderamente mágica y que nadie debe perderse. Tampoco se queda atrás el Año Nuevo, durante el cual los islandeses van un paso más allá en la celebración de la luz y disfrutan de unos espectaculares fuegos artificiales al calor de las hogueras.  

Medium-Icelandair_Reykjavik08.jpg

Folclore navideño islandés

El entorno natural y la ubicación geográfica de la isla también ha influido en su folclore.  

La oscuridad de la época navideña ha inspirado multitud de aterradoras criaturas, entre ellas una serie de duendes de la Navidad, trece en total, una ogresa llamada Grýla y un terrorífico gato de la Navidad. 

El gato de la navidad y los duendes de la navidad

Antiguamente, era tradición regalar a todos los trabajadores de una granja una prenda de ropa nueva por Navidad, en parte como recompensa por el duro trabajo de las semanas previas, pero también para mantener alejado al (el gato de la Navidad).  

Se decía que este animal mítico devoraba a los que no estrenaban nada por Navidad, y de ahí la tradición de regalar a los niños una prenda nueva para protegerlos. 

ICE-90024-IS_Christmas_selfie-sveinar.jpg

¿De dónde viene la idea de una criatura tan extraña como el gato de la Navidad? Los orígenes de este folclore se remontan a los días en los que los islandeses vivía en casas de césped aisladas.  

En mitad del invierno, cuando llegaba la oscuridad y se oyen extraños ruidos en el exterior, es fácil entender cómo cobró forma el gato de la Navidad — y todos sus acompañantes — en la imaginación de los islandeses. 

Desde la ogresa Grýla y su mugriento marido Leppalúði a sus traviesos hijos, los duendes de la Navidad, que se dedican a dar portazos y robar velas, toda una serie de personajes cobra vida en la oscuridad. 

No es de extrañar que, con la llegada de los modernos hogares de cemento bien iluminados, todas estas criaturas se hayan vuelto más sociables y amables. En vez de robar y destruir, los duendes de la Navidad se dedican ahora a dejar regalos en los zapatos de los niños.  

Por este motivo, ahora es tradicional que los niños dejen un zapato en el alféizar para recibir un pequeño presente. 

Two white hands pictured unfastening the red ribbon bow on the top of a brown paper packaging parcel which has red and white candy canes decorating it

Mucho ha cambiado en la manera en la que los islandeses celebran la Navidad. La sustitución de las velas por la electricidad ha hecho que el tenue brillo de las velas de sebo dé paso al espectáculo multicolor de las luces de Navidad de hoy en día. 

Durante los días más oscuros del año, toda luz es poca. Y la Navidad en Islandia es verdaderamente una celebración de la luz. 

Descúbrala por sí mismo en un viaje de Navidad a Islandia. En Icelandair estamos deseando tenerle a bordo.